Tema 25: El Misterio Escondido.

El anhelo de nuestro Dios es tener hijos a Su imagen y semejanza que puedan señorear sobre todo lo creado. Reyes y sacerdotes que puedan reinar con Él en el milenio y por la eternidad. El desea presentarnos santos y sin mancha delante de Él con gran alegría. Él quiere santificarnos por completo, de tal manera que seamos irreprensibles espíritu, alma y cuerpo para la venida de nuestro Señor Jesucristo. Dios quiere que el misterio escondido sea consumado en nuestra propia vida, de tal manera que Su propósito sea cumplido en nosotros. (Gn. 1:26; Ap. 5:10; Judas 4:24; 1Ts. 5:23-24; Col. 1:24-29; Sal. 138:8).

El nuevo nacimiento, nos permite entrar y ver el reino de Dios. Por Su gracia, al renacer nuestro espíritu que estaba muerto en delitos y pecados, al ser engendrados por el Espíritu Santo y no por voluntad de carne ni de varón, sino por Dios, fuimos hechos nuevas criaturas, somos cercanos por la sangre de Cristo y miembros de la familia de Dios. (Jn. 3:1-5; Ef. 2:1-3; Jn. 1:12-13; Ef. 2:13; Ef. 2:19)

Aquellos que le recibieron y creen en su nombre, que es sobre todo nombre, Dios les dio la potestad de ser hechos hijos de Dios. Este es el inicio de la carrera, comenzamos como niños en Cristo, pero la meta, el propósito de Dios para nuestras vidas, es alcanzar la gloria de nuestro Señor Jesucristo, la medida del varón perfecto, la estatura de la plenitud de Cristo. (Jn. 1:12; Fil. 2:9; 2Ts. 2:13-14; Ef. 4:13).

La revelación del misterio escondido es de suma importancia para la vida del creyente porque ha sido revelado por medio de las Escrituras de los profetas para que las naciones puedan obedecer a la fe. Dios no solo desea salvar al perdido de la condenación eterna, Él quiere dar el poder para obedecer Su Palabra y vivir conforme Su voluntad. El poder para obedecer la Palabra de Dios se encuentra en la revelación del misterio escondido. Aquellos que por la gracia de Dios lleguen a comprender y entender este misterio recibirán la gracia de Dios para obedecer a la fe y vivir para agradar a Dios. (Ro. 16:25-26; 2P. 3:9; Fil. 2:13).

La revelación principal de este misterio, es Cristo en nosotros la esperanza de gloria. Era un misterio que Cristo Jesús, por medio del nuevo nacimiento, nacería en cada creyente, al ser engendrados por el Espíritu Santo e impartir en sus espíritus la naturaleza de Dios. Cuando el Señor dijo yo he venido para que tengan vida, era porque Adán al pecar murió espiritualmente y quedó separado de la presencia de Dios. El hombre recibió en su espíritu la naturaleza de ira del diablo y es por ello que el hombre es pecador por naturaleza, porque la naturaleza de pecado fue heredada por nuestros padres, iniciando con Adán y Eva. Jesucristo vino a pagar el precio por nuestros pecados y Dios le hizo pecado para que nosotros fuésemos hechos la justicia de Dios en Él. (Jn. 1:10; Jn. 8:44; Sal. 51:5; Ro. 5:12)

Ser hechos la justicia de Dios en Cristo, es precisamente recibir la vida de Dios, la naturaleza de Dios en nuestros espíritus al ser engendrados por el Espíritu Santo. Sin embargo, nuestro Señor dijo que había venido para darnos vida y vida en abundancia. La vida en abundancia nos habla de alcanzar la plenitud de la vida, es decir la abundancia de Su naturaleza en nosotros. La vida de Dios la recibimos en la experiencia del nuevo nacimiento, pero la vida abundante de Dios la recibimos cuando alcanzamos la madurez espiritual, a esto se refiere alcanzar la medida del varón perfecto, la estatura de la plenitud de Cristo. (2Co. 5:21; Ef. 4:13)

La revelación del misterio escondido no es saber intelectualmente que la meta es llegar a ser como Cristo. La revelación del misterio escondido, incluye el entendimiento de cómo alcanzar esa meta, como también la gracia para atravesar los procesos para alcanzar la madurez espiritual que Dios desea para cada uno de sus hijos. Cuando Dios abre nuestros ojos podemos recibir entendimiento para obedecer Su Palabra y guardarla de todo corazón. (Sal. 119:34)

La revelación del misterio escondido es como un cambio de naturaleza en nuestro ser interior, de tal manera que nuestros pensamientos, intenciones, sentimientos y decisiones se alinean con el propósito de Dios y nace una determinación como la del salmón que nada en contra de la corriente para regresar al lugar donde nació y allí depositar los huevos para luego morir.

La revelación del misterio escondido nos hace como salmones espirituales, que tienen como visión y propósito llegar a ser como Cristo y están dispuesto a pagar cualquier precio para alcanzarlo. Son como Abraham, ellos están dispuestos a dejar tierra, casa, parentela y cualquier cosa por alcanzar el propósito de Dios para sus vidas de tal manera, que Cristo Jesús sea formado en ellos. La revelación del misterio escondido, nos enseña paso a paso como dejar de ser un niño espiritual, para luego ser un joven espiritual y finalmente alcanzar por gracia el nivel de padre espiritual.

La revelación del misterio escondido da el entendimiento y la vivencia de cada experiencia que se debe tener para poder alcanzar la madurez en Cristo Jesús, como es el nuevo nacimiento, el bautismo en agua, el bautismo en el Espíritu Santo, el bautismo de sufrimiento, la experiencia de crucifixión, la circuncisión del corazón y de los sentidos, como también el nacimiento en Sion.

La revelación del misterio escondido incluye el entendimiento y comprensión de cada parte del Tabernáculo de Moisés que fue dado por Dios para enseñar el camino para alcanzar la gloria de Dios. Cada mueble del tabernáculo como la puerta, el altar del sacrificio, la fuente de bronce, la meza de los panes de la proposición, el candelabro de los 7 brazos, el altar oro de incienso, el velo y el arca del pacto. Cada una de estas partes representa experiencias en la formación de Cristo en cada uno de nosotros para poder alcanzar la gloria de Dios y ser conformados a la imagen del Hijo de Dios.

La revelación del misterio escondido incluye el entendimiento del viaje de Israel, como un tipo de nuestra caminata desde Egipto hasta Sion, que representa nuestro peregrinaje de salir del mundo del reino de las tinieblas hasta llegar a conquistar el monte de Sion espiritual que representa llegar a ser la morada de Dios para ser llenos de toda la plenitud de Dios.

Cada experiencia natural que vivió Israel al salir de Egipto, es un tipo de una experiencia espiritual que hoy en día bajo el nuevo pacto cada creyente debe vivir, como la celebración de la pascua, la fiesta de los panes sin levadura, el cruce del mar rojo, cuando acamparon en el monte Sinaí, las 10 pruebas en el desierto, el cruce del Jordán, la circuncisión en Gilgal, la conquista de los 31 reyes y la derrota de las 7 naciones, y finalmente la conquista del monte de Sion en donde David llevó el arca del pacto para dar cumplimiento al propósito de Dios para Su pueblo. Cada una de estas experiencias que Israel vivió en lo natural, son vivencias que cada creyente debe experimentar de manera espiritual. Pero para ello se necesita la revelación de su significado, tipología, como también la disposición y rendición de cada creyente para que el Espíritu Santo vaya realizando cada obra en cada uno.

La evidencia de haber recibido la revelación del misterio escondido es una vida de obediencia a la fe. Es decir, cuando el creyente ha recibido la revelación del misterio escondido lo muestra por medio de una vida rendida a la Palabra de Dios, al Espíritu Santo, al Señorío de Cristo, y una vida de sumisión y obediencia a las autoridades espirituales como seculares. Cuando hay áreas no rendidas a Cristo, revela la falta de comprensión de la luz del misterio escondido en esa área en particular.

Una doctrina incorrecta nos lleva a pensamientos incorrectos, que provocan un estilo incorrecto delante de Dios. Cualquier conocimiento en contra de la Palabra de Dios nos apartará del propósito de ser uno con Él. Cristo es la verdad, y si queremos llegar a ser uno con Él necesitamos abrazar toda la verdad que el Espíritu Santo nos revela, y apartarnos de toda injusticia, maldad y todo aquello que está en contra de la voluntad de Dios.

En la medida que Dios vaya revelando el misterio escondido y el proceso para alcanzarlo, Dios nos revelará cada acción, pensamiento, actitud, sentimiento, emoción que está en contra de Su voluntad. Nuestra parte es rendirnos y abrazar Su gracia para ser perdonados, limpiados y liberados de ese pecado, a fin de ser transformados para que Cristo sea formado en nosotros.

Consumar el misterio escondido en nuestras vidas, es alcanzar en vida la gloria de Cristo. Significa desarrollar la plenitud del fruto del Espíritu Santo, de tal manera que nuestro carácter sea como el del Señor. Es llegar a tener sus pensamientos, sus sentimientos, Su carácter. Que Dios por Su gracia pueda cumplir Su propósito en nosotros y pueda el misterio escondido ser consumando en cada uno.

Para mayor información:

https://www.facebook.com/Rev.RaulAguilar

reafdejesus@gmail.com WhatsApp + 503 7649-2352

Enlaces:

https://www.facebook.com/PalabraVivaALasNaciones/
https://www.facebook.com/sionib/
http://pvan.org/
http://sionib.org/
http://sionib.org/blog/

 

Comparte este postTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Google+Pin on PinterestShare on Facebook
This entry was posted in La Visión de Dios. Bookmark the permalink.